Un conductor alcoholizado intentó una maniobra de sobrepaso en la Ruta 237, cerca de Arroyito, y provocó un accidente múltiple con cuatro vehículos involucrados. Un nene de 2 años debió ser trasladado al hospital Castro Rendón por un fuerte golpe en su cabeza.

Según informó el comisario Roberto Bello a la prensa, el siniestro vial ocurrió el domingo, alrededor de las 23:30, a la altura del kilómetro 1328 de dicha ruta, a unos 10 kilómetros de Arroyito. Allí, un hombre que conducía un Chevrolet Corsa, desde El Chocón con destino a la ciudad de Neuquén, llevó adelante una maniobra de sobrepaso sin considerar la distancia y el espacio necesarios para ejecutarlas.

De este modo, chocó de frente con otro Corsa que se trasladaba en sentido contrario. Producto del fuerte impacto ambos vehículos golpearon al tercero que había intentado pasar. Además, dada la velocidad a la que circulaba, una camioneta Renault Duster que transitaba detrás de estos no alcanzó a frenar y chocó contra los tres autos detenidos sobre la cinta asfáltica.

Leer también: Caso Rosatti: hijos y entenados

Ante el siniestro, acudió personal del Departamento de Tránsito de Cutral Co al lugar y le realizaron el correspondiente test de alcoholemia al conductor que desencadenó el accidente. Este arrojó como resultado que el hombre manejaba con 1.56 gramos de alcohol en sangre; por lo que se le secuestró el auto y fue notificado de una causa en su contra.

Por último, se conoció que en uno de los vehículos se trasladaba una familia con un pequeño de dos años que, producto del accidente se golpeó la cabeza y debió ser trasladado al hospital de Senillosa ya que presentaba “tendencia al sueño”.No obstante, debido a su corta edad se decidió su derivación inmediata al Castro Rendón en la capital provincial para una atención más delicada.

Tras realizarle varios estudios confirmaron que estaba bien, pero optaron por dejarlo en observación por algunas horas, informó LM Neuquén.

La entrada Choque múltiple: manejaba borracho y casi provoca una masacre en la ruta se publicó primero en Sin Mordaza.