El secretario de Control y Monitoreo Ambiental de la Nación, Sergio Federovisky, expresó este viernes su preocupación por los incendios forestales que se registran en varias regiones de la Argentina y advirtió que "estamos atravesando una temporada muy adversa desde el punto de vista climático".

"Llevamos dos años consecutivos de sequía, una emergencia hídrica declarada por el Gobierno a mitad del año pasado en la cuenca del Rio Paraná, Limay y en otras provincias, además de una ola de calor persistente que se ha agudizado estos días", señaló el funcionario.

Leer también: Cuáles son los ocho lugares de la provincia con peligro extremo de incendios

Recordó que frente a este panorama, el presidente Alberto Fernández decretó la Emergencia Ígnea "para poder disponer de recursos extraordinarios para enfrentar esta temporada".

"En este momento la situación esta relativamente calma, con un foco ígneo muy importante que todavía persiste en el sur de Bariloche, en la zona del Lago Martín y Steffen, desde fines del año pasado sin poder ser controlado del todo", precisó.

Además, el biólogo y periodista recalcó que hay focos en otras provincias, "lo que demuestra la gravedad de la situación, ya que normalmente no es una temporada de fuego para las provincias del Litoral y sin embargo, tenemos incendios en Corrientes, Entre Ríos o Misiones".

Los focos activos

En tanto, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) dio cuenta de focos activos en las provincias de Chubut, Buenos Aires, Río Negro, San Luis, Santa Fe, Salta, Formosa, Mendoza y La Pampa.

De acuerdo con el reporte diario del organismo, los incendios en Chubut permanecían activos en el Departamento de Biedma y otro en Futaleufú fue controlado.

Leer también: Recomendaciones para evitar la contaminación y los incendios en zona de islas

En tanto, los departamentos de Zárate y Villarino de la provincia de Buenos Aires continúan activos mientras se pudo controlar el foco en Ezeiza y personal especializado logró extinguir el del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, en la localidad de Campana.

Mientras, en Río Negro los incendios continúan en Bariloche, y el de Adolfo Alsina se encuentra "controlado".

Asimismo, en la provincia de Santa Fe permanecían activos focos ígneos en su capital y en el departamento de Vera, al igual que en la localidad salteña de Anta.

La entrada La sequía y la ola de calor complican la situación de los incendios forestales se publicó primero en Sin Mordaza.

Artículos Relacionados