Hasta la madrugada de hoy, Alberto Fernández tenía decidido no pagar al Fondo Monetario Internacional (FMI) una deuda de 731 millones de dólares que vence mañana, si el staff y el board del organismo multilateral de crédito no acepta su última propuesta política para reducir el déficit fiscal en los próximos cinco años.

El Presidente y Kristalina Georgieva mantuvieron un zoom que unió Olivos con Washington, y pese al diálogo ameno, la negociación quedó con rumbo incierto. Por lo pronto, no hubo acuerdo entre ambos respecto a la velocidad de reducción del déficit.

Alberto Fernández se ciñe a su propuesta alegando que no aceptará un plan de ajuste económico, mientras que el FMI reclama ese esquema de reducción del déficit argumentando que es la mejor manera de pagar la deuda de 44.000 millones de dólares contraída por Mauricio Macri.

La reticencia de Alberto Fernández a cancelar el pago de 731 millones de dólares que vence mañana, puede afectar su circuito de contactos institucionales en Washington. La Secretaría del Tesoro de los Estados Unidos aceptó ablandar sus cuestionamientos técnicos a la propuesta argentina, tras una reunión que mantuvo Jake Sullivan- consejero de Seguridad Nacional- con Joseph Biden en la Casa Blanca.

Desde la perspectiva presidencial, el staff del FMI se abroquela en conceptos burocráticos y reglas preestablecidas que quedaron fosilizadas como consecuencia del COVID-19 y su efecto demoledor en la economía global. Y por eso aún no hubo acuerdo con el Fondo.

Cerca de las dos de la mañana, Martín Guzmán terminó su último zoom con Luis Cubeddu y Julie Kozack, los principales negociadores del staff del FMI que trabajan bajo las órdenes directas de Kristalina Georgieva. Fue una conversación larga, repleta de tecnicismos, que no encontró salida al laberinto.

La entrada El Gobierno puso en duda el pago de este viernes al Fondo Monetario Internacional se publicó primero en Sin Mordaza.

Artículos Relacionados