En Corrientes, el calor no da tregua y el fuego ya consumió casi un 10% del territorio. La provincia se encuentra bajo un alerta por temperaturas máximas de entre 37 y 40 grados en todo el norte, lo que es considerado un agravante del complicado cuadro de incendios rurales que está fuera del control y que se extendería hasta marzo.

Hasta el momento son 11 las provincias que colaboran con Corrientes para frenar las llamas y está previsto que Tucumán concrete en los próximos días la ayuda anunciada.

A los más de 600 socorristas argentinos, entre bomberos voluntarios y brigadistas capacitados en incendios forestales, también se sumaron 100 efectivos de las Fuerzas Armadas y del Ejército Argentino, personal del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (Snmf) y 1.500 bomberos voluntarios y policías locales, según detalló la Dirección de Defensa Civil.

Leer también: La Provincia colabora para combatir los incendios en Corrientes y Misiones

A la par, se tendieron docenas de redes solidarias, tanto para ayudar a las organizaciones de bomberos voluntarios como para proteger a la fauna autóctona, que se ve amenazada en su hábitat. El espíritu de colaboración a nivel nacional es total y son muchos los que participan de las colectas organizadas por diferentes empresas y ONGs.

Sin embargo, la ayuda no es suficiente y el fuego ya consumió 850 mil hectáreas. “Hoy está colaborando muchísima gente. Hay bomberos de toda la Argentina y ayer entraron bomberos de Brasil a la zona de Santo Tomé porque los incendios no solo están en el Estero del Iberá y alrededores sino también en los campos, las plantaciones y las cañadas”, precisó Walter Drews, intendente del Parque Provincial Iberá.

Leer también: Corrientes: el fuego avanza sobre los Esteros del Iberá

“Está colaborando todo el país pero no alcanza para resolver el problema”, se lamentó Drews, quien describió que hay frentes de fuego de hasta 4 km que son muy difíciles de combatir porque hay campos donde se complica el acceso.

El intendentes del Parque Provincial Iberá recordó que los primeros incendios arrancaron hace un mes y que las condiciones climáticas complicaron aún más la situación. “Está todo muy seco y cualquier cosa puede producir un incendio. Venimos de una sequía muy grande, de dos años sin lluvias regulares”, señaló Drews, al confirmar que actualmente hay 17 focos activos.

La entrada El fuego ya arrasó 800 mil hectáreas en Corrientes se publicó primero en Sin Mordaza.